Arquitectura Empresarial

Las organizaciones están enfrentadas hoy a un conjunto que situaciones ambientales e internas que las empujan a optimizar sus operaciones, de forma tal que sea capaz de responder con rapidez a los cambios estratégicos, amenazas externas o regulaciones de la industria, y lograr esto en la forma más costo-efectiva posible a fin de tener ventaja competitiva.

Para lograr esto, las organizaciones definen un conjunto de objetivos estratégicos del negocio que deben ser soportados por las tecnologías de información. La razón primaria para desarrollar una arquitectura empresarial es soportar los objetivos del negocio proveyendo la tecnología fundamental y los procesos estructurados para una estrategia de TI. Esto a su vez, hace que TI sea un activo capaz de responder a una estrategia de negocio moderna y exitosa.

El buen manejo de una arquitectura empresarial habilita a la organización para alcanzar el correcto balance entre eficiencia tecnológica e innovación del negocio. Las ventajas tecnológicas que resultan brindan beneficios importantes que son visibles en los resultados del negocio:

Una operación de TI más eficiente

  • Menores costos de desarrollo, soporte y mantenimiento de software
  • Mayor portabilidad de aplicaciones
  • Interoperabilidad mejorada y administración de sistemas y redes más sencilla
  • Una mejor capacidad para atender temas que afectan directamente a toda la organización como la seguridad
  • Mayor facilidad para cambiar y actualizar componentes de sistemas

Mejor retorno en inversiones actuales y un menor riesgo en inversiones futuras.

  • Reducción en la complejidad de la infraestructura de TI
  • Máximo retorno de inversión en la infraestructura existente
  • Flexibilidad para hacer, comprar o tercerizar soluciones de TI
  • Reducción en el riesgo en nuevas inversiones y menores costos total de TI.